Desperdicio de alimentos por países: ¿quién desperdiciará más en 2023?

written by IFCO SYSTEMS, 26th octubre 2023, in Stories

Se desperdician demasiados alimentos destinados al consumo humano. Pero, ¿es cierto que, a nivel mundial, un tercio de nuestros alimentos nunca llega a consumirse? Aunque cada país se enfrenta a sus propias batallas contra el desperdicio de alimentos, la magnitud del problema varía de un país a otro.

En 2023, ¿cuáles serán los países del mundo con mayor desperdicio de alimentos?

Source: www.fao.org/save-food/resources/infographic/en/

Desperdicio mundial de alimentos en 2023

¿Cuáles son los datos clave sobre el desperdicio mundial de alimentos en 2023?

En 2011, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) publicó un informe perspicaz pero condenatorio titulado Pérdidas y desperdicio de alimentos en el mundo. En aquel momento, el estudio de la FAO estimaba que alrededor de un tercio de los alimentos del mundo se desperdicia cada año. Esto supone la asombrosa cifra de 1.300 millones de toneladas, por valor de casi un billón de dólares.

Y lo que es más, este problema global es costoso para el planeta. Se calcula que el desperdicio de alimentos genera entre el 8 y el 10% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero (GEI). Si la pérdida y el desperdicio de alimentos se clasificaran como un país, sería el tercer mayor emisor de gases de efecto invernadero del mundo, después de China y Estados Unidos. Con una huella de carbono de unos 3.300 millones de toneladas de CO2, el desperdicio de alimentos es uno de los principales responsables del cambio climático.

¿Cuánto hemos avanzado desde la publicación del informe? No lo suficiente.

La pérdida y el desperdicio de alimentos siguen siendo un gran problema en 2023

A raíz del informe de la FAO, las Naciones Unidas establecieron un objetivo de reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos como uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible del mundo, conocido como el Objetivo 12.3 de los ODS.

La meta 12.3 de los ODS insta al mundo a reducir a la mitad la pérdida y el desperdicio de alimentos para 2030. Champions 12.3, una coalición internacional que incluye a 30 altos dirigentes de gobiernos, empresas e instituciones de investigación, pretende motivar a la comunidad mundial para que haga más por atajar el problema.

En primer lugar, se trata de adoptar un planteamiento de objetivos, medidas y acciones para reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos. Mediante el establecimiento de objetivos y la posterior medición de la pérdida y el desperdicio de alimentos, debería ser posible tomar las medidas adecuadas para reducir el desperdicio de alimentos a la mitad de aquí a 2030.

¿Cuál es la situación mundial en cuanto a la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos en 2023?

Según la evaluación para 2023 de los progresos mundiales hacia la consecución de la meta 12.3 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el ambicioso objetivo de reducir a la mitad el desperdicio de alimentos sigue pareciendo difícil de alcanzar en todas las regiones del mundo.

Source: www.fao.org/save-food/resources/infographic/en/

Cálculo de la pérdida y el desperdicio de alimentos por país

Rastrear, medir y calcular la pérdida y el desperdicio de alimentos per cápita por país es un proceso complejo.

Una forma de ver el problema es a través del lente de cuántos alimentos se desperdician per cápita en cada país, así como en qué parte de la cadena de suministro se produce. Esta perspectiva puede ayudarnos a comprender mejor las causas del desperdicio de alimentos. Además, puede informar mejor nuestros esfuerzos para garantizar que una mayor parte de la cosecha llegue a la mesa.

No es tarea fácil, pero ya es hora de que la comunidad internacional dé prioridad a este tema.

La FAO y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) se unieron en un intento de calcular estimaciones más precisas. Para dar una idea más clara del problema general, diferencian entre "pérdida de alimentos" y "desperdicio de alimentos". En consecuencia, existe un índice separado para cada una de ellas.

Índice de pérdida de alimentos

El Índice de Pérdida de Alimentos analiza lo que se pierde durante la producción o en la cadena de suministro de alimentos antes de que los alimentos lleguen a los minoristas.

Índice de desperdicio de alimentos

El Índice de Desperdicio de Alimentos se centra en los alimentos que son desechados al final de la cadena de suministro por minoristas y consumidores.


Aunque el Índice de Desperdicio de Alimentos es todavía un trabajo en curso, el primer Índice de Pérdida de Alimentos se incluye en el último informe anual de la FAO, El estado mundial de la agricultura y la alimentación 2019. Las estimaciones iniciales indican que, de media, alrededor del 14% de los alimentos del mundo se pierden entre la cosecha y la venta al por menor.

En general, se pierden más frutas y hortalizas a lo largo de la cadena de suministro mundial que cualquier otro alimento. No es de extrañar, dada su naturaleza perecedera. Dados los recursos utilizados -y luego desperdiciados- en la producción de estos productos frescos, debería sorprender más que se siga aceptando este nivel de desperdicio de alimentos.

Source: SDG Target 12.3 on Food Loss and Waste: 2023 Progress Report

Reducir la pérdida de alimentos a lo largo de la cadena de suministro de alimentos frescos

La pérdida de alimentos a lo largo de la cadena de suministro de alimentos frescos varía considerablemente de una región a otra. En los países en desarrollo, por ejemplo, tiende a producirse en las primeras fases de la cadena de suministro de alimentos. Esto se debe a menudo a las limitaciones de las técnicas de recolección y de las infraestructuras de almacenamiento y transporte.

Por eso vemos lo siguiente:

  • En Australia y Nueva Zelanda se pierde entre el 5% y el 6% de todos los alimentos a lo largo de la cadena de suministro.
  • En Asia Central y al Sur de Asia, esa cifra se dispara hasta el 20-21%.
  • En Europa y América del Norte, la pérdida de alimentos asciende a alrededor del 16%.

Tales diferencias indican que la pérdida de alimentos debe abordarse predominantemente a escala nacional y regional. Las soluciones variarán y también dependerán en gran medida de las condiciones locales, los productos, la infraestructura de transporte y el comportamiento de los consumidores.

Muchas ideas innovadoras para eliminar el desperdicio de alimentos y agrícola ya se han convertido en soluciones prácticas. Las mejores confirman que no basta con centrarse únicamente en los promedios globales. Sin embargo, las mejores prácticas siempre incluyen medidas sólidas para garantizar la seguridad alimentaria en toda la cadena de suministro.

¿Son realmente los consumidores quienes más alimentos desperdician?

Los consumidores siguen tirando alimentos perfectamente comestibles. Esto es especialmente cierto en los países industrializados. Sin embargo, la complejidad del desperdicio de alimentos impide una comparación clara y directa entre los consumidores de distintos países.

Desafortunadamente, el desperdicio de alimentos se mide y presenta de formas diversas en los distintos países. No obstante, hay algunas estadísticas interesantes sobre el desperdicio de alimentos que es importante destacar.

  • Estados Unidos : en 2021, ReFED, una organización sin fines de lucro estadounidense, calculó que los consumidores tiran colectivamente más que todos los minoristas juntos en Estados Unidos. En total, los hogares privados estadounidenses desperdician alrededor del 48% de los excedentes de alimentos, lo que significa que 44 millones de toneladas de alimentos, de los 241 millones producidos en Estados Unidos, se envían desde los hogares al vertedero. Según Save the Food, una campaña nacional de servicio público, para una familia media de cuatro miembros esto podría traducirse en una pérdida económica anual de 1.500 dólares.
  • La UE: debido a la falta de datos coherentes para todos los Estados miembros de la UE, calcular las cifras de Europa por países es complicado. Las estimaciones más recientes de los niveles europeos de desperdicio alimentario proceden del proyecto FUSIONS (Food Use for Social Innovation by Optimising Waste Prevention Strategies) de la UE.Revela que más del 50% del desperdicio de alimentos comestibles y no comestibles en la UE procede de los hogares. Suponen 47 millones de toneladas de residuos, con un coste de 98.000 millones de euros al año.
  • El Reino Unido: según la organización benéfica británica WRAP, el desperdicio doméstico de alimentos en el Reino Unido representa el 70% de todo el desperdicio de alimentos comestibles. Los hogares británicos siguen desperdiciando al año 4,5 millones de toneladas de alimentos que podrían haberse consumido.
  • Australia: El Gobierno calcula que Australia desperdicia un total de 7,3 millones de toneladas de alimentos al año, lo que podría estar costando a la economía unos 20.000 millones de dólares australianos anuales.

¿Qué países desperdician menos alimentos?

No falta tanto para 2030, el año en que muchos países se comprometieron a cumplir el Objetivo 12.3 de los ODS de reducir a la mitad la pérdida y el desperdicio de alimentos. Sin embargo, según el último Informe sobre el Índice de Desperdicio de Alimentos, publicado en 2021 por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, en general los avances han sido demasiado lentos. Aparte de unos pocos casos atípicos. ¿Qué países están tomando medidas claras para reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos?

El Reino Unido

Aunque las cifras del Reino Unido siguen siendo demasiado elevadas, el país ha avanzado. De hecho, el Reino Unido es el primer país que ha recorrido más de la mitad del camino hacia el cumplimiento del Objetivo 12.3 de los ODS, consistente en reducir a la mitad el desperdicio de alimentos para 2030. Un logro que le valió una mención honorífica en el Informe de Progreso 2020 sobre Pérdida y Desperdicio de Alimentos de la Meta 12.3 de los ODS.

Entre 2007 y 2018, el Reino Unido redujo sus niveles nacionales en un 27%. La clave del éxito del Reino Unido ha sido el compromiso de los supermercados y la industria alimentaria. Aunque los programas de educación del consumidor, incluido Love Food, Hate Waste, también han desempeñado un papel.

La UE

Para hacer frente a la pérdida y el desperdicio de alimentos a lo largo de toda la cadena de suministro, la Comisión Europea también ha publicado orientaciones claras para la notificación obligatoria de los niveles de desperdicio de alimentos por parte de los Estados miembros.

Se han propuesto objetivos vinculantes a nivel de la UE para la reducción del desperdicio de alimentos, que ayudarán a los países a centrarse en el cumplimiento de la meta 12.3 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de reducir a la mitad la pérdida y el desperdicio de alimentos para 2030.

China

En 2021, en un intento de reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos en la hotelería, China introdujo una ley para multar la preparación y el consumo excesivos de alimentos. En 2022, publicó un Plan de Acción para la Reducción de la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos, destinado a reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos en toda la cadena de suministro de alimentos.

¿Qué influye en la reducción del desperdicio de alimentos?

Al igual que las razones por las que desperdiciamos alimentos son complejas, también lo son las soluciones. Los objetivos medioambientales pueden servir de marco general para apoyar la acción colectiva encaminada a reducir a la mitad el desperdicio de alimentos para 2030, incluido el objetivo 12.3 de los ODS.

Sin embargo, el éxito dependerá de un enfoque holístico y polifacético, así como de iniciativas gubernamentales.

Algunos ejemplos recientes son y la Estrategia Nacional de Desperdicio de Alimentos de Australia. Ambas tienen el objetivo de reducir a la mitad el desperdicio de alimentos para 2030. Principalmente, estos programas proporcionarán apoyo, asesoramiento e instrumentos financieros para facilitar la transición hacia sistemas alimentarios más sostenibles.

Francia, en cambio, ha adoptado una línea mucho más estricta. En 2016 introdujo una legislación que obligaba a los supermercados a redistribuir alimentos comestibles a bancos de alimentos y organizaciones benéficas. Los gestores que incumplan la ley se arriesgan a una pena de dos años de prisión y cuantiosas multas.

Por qué reducir el desperdicio de alimentos debe ser una prioridad

Reducir eficientemente el desperdicio de alimentos a lo largo de la cadena de suministro y en todos nuestros hogares puede resultar beneficioso para todos. Reducir a la mitad el desperdicio de alimentos podría ayudar a satisfacer la demanda de nutrición de nuestra creciente población. E igualmente minimizar los efectos medioambientales negativos de la agricultura.

Salva vidas, reduce costes y ayuda a proteger el planeta para las generaciones futuras. Situar la reducción del desperdicio alimentario en lo más alto de nuestras prioridades significa tener que ocuparnos menos de la eliminación de alimentos al final. Los vertederos de residuos de alimentos son una fuente importante de gas metano, que también contribuye al cambio climático.

Como muestran los distintos informes, la pérdida y el desperdicio de alimentos pueden producirse en cada paso de la cadena de suministro. Las empresas que desempeñan un papel destacado en la cadena mundial de suministro de alimentos frescos pueden actuar como catalizadores del cambio. IFCO afronta el reto diseñando soluciones de envasado reutilizables que reducen drásticamente el desperdicio de alimentos. Los elementos clave de cualquier solución sólida implican envases a lo largo de la cadena de suministro, asegurando que los productos frescos tengan una vida útil más larga en las tiendas minoristas y en los hogares.

Especialmente durante el transporte, el uso de envases reutilizables podría reducir aún más la pérdida y el desperdicio de alimentos. En particular, nuestros envases reutilizables reducen el deterioro de los productos hasta en un 96%, lo que disminuye considerablemente el desperdicio de alimentos.

Por encima de todo, una comprensión clara y un compromiso con la economía circular serán fundamentales para el éxito por el bien del medio ambiente.

Estos artículos también serán de su interés

¡Inscríbete ahora!

Obtén información dedicada a la cadena de suministro de alimentos frescos directamente en tu bandeja de entrada. Estamos encantados de ayudarte a navegar por las oportunidades clave en esta importante industria.

Acepto recibir comunicaciones de IFCO y que se traten mis datos personales. Ocasionalmente, nos gustaría ponernos en contacto con usted (por ejemplo, a través del correo electrónico) para informarle sobre nuestros productos y servicios, así como sobre otros contenidos que pueden ser de su interés. Si está de acuerdo, marque la casilla. En nuestra Política de Privacidad puede encontrar información adicional acerca del tratamiento de sus datos personales. *

* campo obligatorio

followNewsletter
¿Cómo podemos ayudarle hoy?