Sustitución de residuos de un solo uso por soluciones reutilizables

written by IFCO SYSTEMS, 27th mayo 2020, in Historias

La amenaza medioambiental que plantean los residuos de los envases ha provocado que muchos consumidores se rebelen contra los envases de un solo uso y, en concreto, contra el plástico. Sin embargo, este material versátil y de gran valor puede ser sostenible. La clave reside en reutilizarlo. IFCO lidera esta iniciativa gracias a su sistema de pooling de envases reutilizables de transporte (ERT).

Plastic, friend or foe?

La creación del primer polímero sintético supuso la salvación de los elefantes. A lo largo del siglo XIX, la sociedad consumía cientos de miles de kilos de marfil, en especial para la fabricación de bolas de billar. El inventor estadounidense John Wesley Hyatt desarrolló entonces un celuloide moldeable que pretendía servir como sustituto de los colmillos de elefante. Pero la trascendencia de este descubrimiento fue mucho mayor: de repente, los seres humanos ya no dependían de lo que la naturaleza les ofrecía. Podían crear nuevos materiales. Los más optimistas pensaron que el plástico podría salvar el medioambiente. 1

Ya a principios del siglo XX, con la producción a gran escala, el uso del plástico se multiplicó. Tanto en coches, equipos médicos o juguetes como para mantener frescos los alimentos y el agua, este material tan versátil está presente en todos los aspectos de la vida moderna. No obstante, hoy en día los consumidores se cuestionan cada vez más el uso del plástico, considerándolo excesivo. Son muchas las personas que se han rebelado contra el plástico en todas sus formas y tipos, sobre todo en los envases de un solo uso. Según la revista National Geographic: «En solo cuatro décadas, las bolsas de plástico han pasado de ser una maravilla a una amenaza».2

Pero no todo el plástico es malo ni todo lo relacionado con el plástico es negativo. Fabricado a partir de varios polímeros orgánicos, este material adaptable es ideal para su uso como envase de una gran variedad de alimentos. Es impermeable, resistente a altas temperaturas y no favorece el crecimiento de microorganismos, por lo que retrasa la descomposición de los alimentos. Es resistente y duradero, flexible o rígido, y puede fabricarse a gran escala y en todo tipo de formas.3 Además, el plástico es muy ligero, por lo que reduce los costes del transporte de alimentos. A diferencia de las cestas o las cajas de madera, por ejemplo, los envases de plástico pueden apilarse y plegarse fácilmente cuando están vacíos para ahorrar espacio. De este modo, se reduce el número de camiones necesarios para devolver los envases, lo que también reduce las emisiones.

Plástico reutilizable: todos para uno y uno para todos

Al hacer balance de los aspectos positivos y negativos (junto con el coste real de las alternativas), como sucedió con el marfil, el plástico suele utilizarse acertadamente para sustituir a otros materiales. La clave para que sea un proceso sostenible reside en reutilizarlo. Como líder de la economía circular, IFCO confía en este modelo, compartiendo y reutilizando nuestros envases reutilizables de transporte (ERT). Nuestro sistema de pooling reduce la necesidad de fabricar grandes cantidades de envases, lo que supondría un mayor consumo de recursos. Por el contrario, la reutilización evita la creación de residuos y reduce el impacto medioambiental. Por eso, a la hora de elegir los envases, los consumidores y los proveedores pueden plantearse una pregunta muy sencilla: ¿se puede reutilizar este envase?

Ante las prohibiciones de las bolsas desechables, por ejemplo, muchos consumidores van a comprar con sus propias bolsas reutilizables, fabricadas normalmente con plástico reciclado. En esencia, este cambio representa la transformación de ciertos valores y comportamientos. Si la gente cambia su forma de ver el plástico, aprenderá a valorar el material como un elemento valioso de la economía circular, y no como parte del problema.

Retornar, reponer y reutilizar para obtener el máximo valor

En la economía lineal, los consumidores suelen desechar el producto, así como su envase, después de usarlo una sola vez. Por el contrario, la reutilización es esencial en el modelo de economía circular, donde se intercambian recursos en ciclos cerrados para mantenerlos en uso el máximo tiempo posible y maximizar su valor. Al final de su vida útil, los productos se regeneran para recuperar los materiales con el propósito de no producir residuos.

Nuestro modelo siempre se ha basado en el uso compartido y la reutilización. Los ERT de IFCO se fabrican y reciclan en un círculo cerrado. Los ERT de IFCO se utilizan entre 30 y 120 veces de media. Su alta calidad permite que puedan repararse y mantenerse en uso el máximo tiempo posible, hasta que se reciclan en su totalidad cuando alcanzan el final de su vida útil. Y, gracias a nuestro sistema de pooling, IFCO gestiona todos los aspectos de la recogida, el lavado, la desinfección y la distribución de nuestros ERT. De este modo, conseguimos facilitar el uso compartido y la reutilización para nuestros clientes, ahorrándoles tiempo y dinero.

Otras ventajas de los ERT

En la cadena de suministro, los agricultores, distribuidores y minoristas ya están sustituyendo los envases de un solo uso por envases reutilizables, y han emprendido el camino hacia un modelo de negocio circular diseñado para reducir los residuos y reutilizar los recursos. La reducción de los residuos de envases es una de las ventajas de nuestro sistema de pooling. Los ERT de IFCO también ofrecen una serie de ventajas medioambientales para nuestros clientes. A diferencia de los materiales de un solo uso, los resistentes ERT no absorben la humedad ni se rompen. Protegen mejor los productos frescos, lo que reduce el desperdicio de alimentos. Esto, a su vez, disminuye las emisiones de dióxido de carbono y gas metano que crean los alimentos en descomposición en los vertederos. Además, su peso ligero genera menos emisiones durante el transporte.

Al medir el impacto medioambiental general, la evaluación del ciclo de vida demuestra que el uso de ERT de IFCO en lugar de envases de un solo uso se traduce en un 60 % menos de emisiones de gases de efecto invernadero, un 86 % menos de residuos sólidos y un 80 % menos de consumo de agua.

Historias

Cómo evitar los residuos plásticos con IFCO

Los residuos derivados del plástico de un solo uso se han convertido en una grave amenaza para el medio ambiente y, en especial, para nuestros océanos.

leer más

Por qué el reciclaje no es suficiente

In their personal efforts to reduce waste, many consumers dutifully put packaging material in recycling containers. Yet recycling alone will not solve the single-use problem. According to a 2017 paper, "Production, Use and Fate of All Plastics Ever Made," by Roland Geyer at the University of California, Santa Barbara4, less than 10 percent of the world’s plastic has been recycled. It must be sorted, cleaned and processed, making it difficult to effectively or cost-efficiently reclaim material. Challenges also exist in the quality of recycled content.

Recently, consumers in Western economies have become more aware that their waste is not recycled where it is produced,5 because much of Asia has essentially closed the door to imports of foreign material.6 Many municipalities in the US and Europe have responded by reducing or even halting their disposable plastic-recycling efforts.7

Como parte de su compromiso personal de reducir los residuos, muchos consumidores separan los materiales de los envases en contenedores de reciclaje. Sin embargo, solo el reciclaje no solucionará el problema de los envases de un solo uso. Según un estudio de 2017, «Production, Use and Fate of All Plastics Ever Made» (Producción, uso y destino de todos los plásticos fabricados), de Roland Geyer de la Universidad de California, Santa Bárbara, 4 se ha reciclado menos del 10 % del plástico del planeta. Hay que separar, limpiar y procesar el plástico, lo que dificulta la recuperación del material de manera efectiva y eficiente. La calidad del contenido reciclado también supone un reto.

De un tiempo a esta parte, los consumidores de las economías occidentales son más conscientes de que sus residuos no se reciclan donde se han fabricado, 5 puesto que gran parte de Asia ha cerrado las puertas a las importaciones de material extranjero.6 Muchas localidades de EE. UU. y Europa han respondido con la reducción o incluso la cancelación de sus medidas de reciclaje del plástico desechable.7

Apoyamos los sistemas de plástico reutilizable

Para reducir los residuos, la reutilización de materiales continúa siendo la mejor opción, lo que la sitúa en el centro de todas las políticas medioambientales. «Comprender cómo implementar sistemáticamente soluciones de envases reutilizables debería ser la máxima prioridad para la industria alimentaria y de envasado»,1 afirma el Instituto para una Política Ambiental Europea. Además, los expertos recomiendan la aplicación de medidas, como «una mayor inversión y financiación de los sistemas de prevención de residuos, incluyendo los sistemas de cero residuos y de envases reutilizables»2

En Europa, ya existen varios sistemas de envases reutilizables. En Alemania, por ejemplo, la industria cervecera y de bebidas tiene un sistema que utiliza botellas de plástico y de cristal retornables y reutilizables, junto con envases de transporte de plástico reutilizable. Los consumidores que deseen reducir los residuos pueden elegir bebidas en envases que pueden reutilizarse. También pueden ir a comprar con sus propias bolsas reutilizables. Incluso pueden elegir comprar en tiendas donde los productos frescos se pongan a la venta en contenedores reutilizables de transporte, puesto que los ERT de IFCO son 100 % reciclados y no acaban en los vertederos ni en los océanos.

1
https://www.sciencehistory.org/the-history-and-future-of-plastics
2
https://www.nationalgeographic.com/environment/2019/04/plastic-bag-bans-kenya-to-us-reduce-pollution/
3
Food and Beverage Plastics in Food Packaging https://pdfs.semanticscholar.org/8056/c421b4060c77f745a829a32873a663048579.pdf
4
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28776036
5
https://www.theguardian.com/environment/2019/aug/17/plastic-recycling-myth-what-really-happens-your-rubbish
6
https://www.plasticsnews.com/assets/PDF/PN11661288.PDF
7
https://www.wired.com/story/the-worlds-recycling-is-in-chaos-heres-what-has-to-happen/

Estos artículos también serán de su interés

Innovaciones en envases para el Retail 4.0

leer más

Los procesos de lavado con base científica garantizan la seguridad alimentaria

leer más

Extending the shelf life of your produce? Get our white paper now!

leer más