Proteja las plantas de tomate y disfruta de un resultado dulce y seguro

written by IFCO SYSTEMS, 4th marzo 2021, in Casos de referencia

¿Cuál es la forma más segura de proteger las plantas de tomate de los virus y patógenos que les afectan? Para Neurather Gärtner, se trata de aplicar prácticas agrícolas sostenibles, implementar controles de higiene rigurosos y contar con un equipo altamente cualificado de especialistas (incluyendo un ejército de insectos beneficiosos). Cuatro apasionados, que se describen a sí mismos como susurradores de plantas, lo hacen posible: Los propietarios y empresarios Wilhelm Baum, Matthias Draek, Carsten Knodt y Labinot Elshani.

Cultivos dulces, seguros y sostenibles

La agricultura suele ser un negocio familiar, por lo que es muy frecuente que las empresas que tienen éxito pasen de una generación a otra. Wilhelm Baum, Matthias Draek, Carsten Knodt y Labinot Elshani operan ahora con la dirección de la tercera o cuarta generación. En el caso de Carsten Knodt, fue su bisabuelo quien fundó la empresa en 1940 en Renania del Norte-Westfalia, una de las regiones más densamente pobladas de Alemania. Su hija, Jana Knodt, trabaja junto a él, ya que sin duda ha heredado el gen familiar de la agricultura y el profundo interés por mejorar y proteger las plantas de tomate y los cultivos de pimientos.

Cuando los socios fundaron Neurather Gärtner en 2010, su espíritu empresarial tomó las riendas. Y llevaron el negocio por un camino totalmente nuevo: hacia una explotación agrícola sostenible con la que se han convertido en el mayor productor de pimientos y tomates dulces de la región. «Fuimos una de las primeras empresas del sector en abandonar el combustible fósil para calentar nuestros invernaderos», explica Knodt.

«Nos parecía inaceptable utilizar combustible fósil para producir tomates. Nuestro objetivo era reducir nuestra huella de carbono, así que teníamos que encontrar un sistema mejor» Y lo hicieron. Desde 2004, ninguno de los invernaderos de la empresa se calienta con energía fósil. Desde el comienzo, Neurather Gärtner redujo de forma considerable las necesidades energéticas de la granja. «Reducir el consumo energético nos permitió garantizar un menor uso de combustible a largo plazo», añade.

Cómo reducir la huella de carbono de los invernaderos

Hoy, los invernaderos de pimientos de Knodt en Tönisvorst utilizan energía de biomasa, un combustible neutro en carbono procedente de desechos de madera. En Neurath, un funcionamiento energéticamente eficiente recupera y recicla el calor desechado por un cercano sistema de cogeneración de energía eléctrica y térmica para calentar los invernaderos de tomates. Este moderno sistema canaliza agua caliente, calentada a 70 ºC (150 ºF) por la energía residual de la central eléctrica, hasta la granja. Así se consigue mantener una temperatura estable de 20 ºC (68 ºF) en los invernaderos. Esta es la temperatura templada ideal para proteger las plantas de tomate incluso durante los inviernos alemanes más fríos.

«Creamos calor a partir de residuos», señala Knodt. «Al utilizar la energía y los recursos que ya estaban ahí, cerramos el círculo».

"Nuestro principal objetivo es suministrar tomates sabrosos y aromáticos durante todo el año con emisiones neutras de carbono."

Carsten Knodt

Cómo aplicar prácticas agrícolas sostenibles

Las siguientes son algunas de las otras prácticas agrícolas sostenibles que se aplican en Neurath:

  • Utilizar agua de lluvia recogida de un techo del tamaño de 22 campos de fútbol para irrigar las plantas.

  • Esterilizar el agua reciclada a través de un sistema UV totalmente automatizado que optimiza la energía,lo que reduce la necesidad de fertilizantes.

  • Seleccionar envases reutilizables para la cadena de suministro alimentaria con el fin de reducir el impacto medioambiental global de la granja.

  • Instalar paneles solares y luces LED como parte de un sistema de iluminación híbrido.

  • Combatir las enfermedades con métodos biológicos no químicos en la medida de lo posible.

  • Emplear métodos libres de pesticidas para proteger las plantas de tomate y mantener los cultivos saludables.

  • Utilizar ejércitos ocultos de insectos beneficiosos cuidadosamente seleccionadosen lugar de pesticidas para el control de plagas.

Knodt señala el Macrolophus, un insecto depredador, como su favorito. Ayuda a controlar la población de arañuelas y moscas blancas, que son los archienemigos de la producción en invernadero y vectores potenciales de virus del tomate. Los abejorros polinizan las flores del tomate. Un método eficaz, ya que el rendimiento de la producción en Neurath supera las siete mil toneladas de tomates al año. Por último, ¿cuál es el papel de la informática y la automatización en la agricultura sostenible? Una amplia gama de tecnología informática optimiza el entorno de los invernaderos en más de 16 hectáreas. Un almacén automatizado garantiza la entrega puntual y energéticamente eficiente del producto a los clientes.

Aunque la tecnología y la ciencia son piezas fundamentales de este puzzle, Knodt cree que la inteligencia artificial y los robots ocupan un segundo lugar después de los especialistas cualificados en el terreno. Por este motivo, Knodt cuida muy bien de sus empleados. Con independencia de si se trata de empleados fijos o trabajadores temporales.

¿Cómo proteger las plantas de tomate de los patógenos?

Dada la gran cantidad de tomates que se cosechan en Neurath, no resulta sorprendente la meticulosidad de Knodt en materia de seguridad e higiene. En todas sus operaciones, se aplican estrictas medidas de higiene destinadas a evitar la entrada de patógenos vegetales, incluyendo cualquier enfermedad, plaga o virus que pueda afectar a los tomates.

Es esta atención al detalle lo que mantiene protegidas las plantas de tomate.

Otras granjas alemanas no han tenido tanta suerte. En particular, se produjeron brotes del infame virus del fruto rugoso marrón del tomate (ToBRFV) en un par de granjas en 2018. Desde entonces, el ToBRFV se ha erradicado completamente en Alemania, aunque se han producido casos recientes en Francia y Suiza. La amenaza de brotes de este tipo de virus se cierne sobre la comunidad agrícola europea. Sin duda, esto es algo que también preocupa a Knodt.

«La higiene es nuestra mayor prioridad en todas las fases de la producción» asegura. «Hasta la manipulación, el envasado y el almacenamiento del producto recolectado. No podemos permitir la entrada de ningún patógeno a nuestras instalaciones. Sería devastador para la empresa».

Cómo los ERT de IFCO garantizan los cultivos libres de patógenos

Al igual que todos los centros de producción dirigidos por los cofundadores, Neurather Gärtner utiliza los ERT de IFCO, entre otras soluciones, para suministrar todo tipo de productos a diferentes minoristas de la región. Dado el compromiso de IFCO con la economía circular, su sistema de pooling encaja a la perfección con la visión de la sostenibilidad de Neurather. IFCO también respalda su misión de mantener los productos frescos de la granja libres de patógenos y los tomates a salvo de la amenaza del temido ToBRFV.

La protección de las plantas de tomate es tan importante para IFCO como lo es para Neurather Gärtner. Gracias a nuestros rigurosos procesos de pruebas e higiene, los ERT de IFCO son tan seguros como los envases nuevos. Cada ERT de IFCO se limpia de acuerdo con procesos certificados y estrictos estándares globales de higiene.

Los ERT de IFCO nunca han estado asociados a un incidente del virus del fruto rugoso marrón del tomate. Ni de ningún otro patógeno, de hecho. Por lo tanto, los ERT de IFCO desempeñan un papel fundamental en la protección de las plantas de tomate frente a enfermedades y virus mortales. Los patógenos que pueden encontrarse en la cadena de suministro alimentaria, incluyendo una gran variedad de bacterias, virus, hongos y mohos, no tienen la más mínima posibilidad de sobrevivir a los detergentes y desinfectantes antimicrobianos que se emplean en el proceso de limpieza de IFCO.

Transparencia en los centros de lavado de IFCO

Como explica Jeffery Mitchell, director de Seguridad y Calidad Alimentaria de IFCO, la eficacia del proceso de lavado de los ERT de IFCO está garantizada por la combinación óptima de cuatro variables clave: «temperatura, concentración de detergente, tiempo de contacto y agitación». Además, el sistema SmartGuardian de IFCO supervisa todo el proceso, mientras pruebas independientes garantizan un sistema de pooling libre de patógenos.

«Durante una visita guiada a las instalaciones de lavado de IFCO, pudimos observar por nosotros mismos cómo las operaciones de desinfección protegerían nuestras granjas de bacterias y patógenos vegetales» afirma Knodt. Junto con sus socios de Neurather Gärtner, Knodt visitó el centro de lavado de ERT de IFCO en Krefeld, Alemania.

«Para mí, un momento destacado fue cuando vimos a los ERT usados entrar en el centro de lavado a través de una puerta independiente específica para ellos» añade Knodt «Los ERT desinfectados salían por otra puerta, lo que garantiza que los envases usados no puedan confundirse con los limpios». La transparencia de todo el proceso de IFCO también se ganó la confianza de la empresa.

De frikis de la ecología a ejemplo a seguir en agricultura sostenible

El éxito de Neurather Gärtner depende en gran medida de la confianza, pero la empresa se ha ganado la de clientes y socios por igual. Su enfoque único y su compromiso con la sostenibilidad y la seguridad alimentaria han proporcionado a sus operaciones una ventaja competitiva.

Esto es importante en el más exigente de los mercados alimentarios: el 10% superior de los consumidores de Alemania. Este es un pequeño nicho de consumidores alemanes que exigen una calidad superior de producción sostenible.

A lo largo de los años, estos consumidores también han llegado a valorar y confiar en los productos locales de Neurather Gärtner. Y están dispuestos a pagar más por una calidad superior y prácticas agrícolas sostenibles.

Al principio, es posible que la comunidad agrícola ridiculizara el enfoque y las iniciativas ecológicas destinadas a proteger las plantas de tomate utilizando técnicas sostenibles. «Nos consideraban frikis de la ecología cuando decidimos apostar por invernaderos con emisiones neutras de CO2 en 2004», comenta Knodt sonriendo afablemente. «Pero íbamos por delante».

Neurather Gärtner ha recorrido un largo camino desde que sus antepasados dieran sus primeros pasos en el mundo de la agricultura. Sus estrictos objetivos de neutralidad de carbono y las medidas seguras de higiene que aplican generan resultados empresariales envidiables. Así como frutas y verduras que no se parecen nada a lo que podrían haber cultivado las granjas originales. Claramente orgulloso del resultado, de sus prácticas agrícolas sostenibles y de su gen de la agricultura, a Knodt le gusta resumir su enfoque con una afirmación clara y contundente: «Sostenibilidad — es parte de nuestro ADN».

El enfoque de seguridad alimentaria de IFCO

Aprende más

Estos artículos también serán de su interés

La atractiva tendencia de automatizar el almacén para la manipulació...

leer más

Descubra por qué los envases reutilizables de transporte (ERT) de IFC...

leer más

Agricultor del año de Grecia: Excelencia en el servicio en todo momento

leer más