Los procesos de pruebas e higienización garantizan la seguridad de los ERT de IFCO

written by IFCO SYSTEMS, 22nd octubre 2019, in Historias Seguridad alimentaria

Los ERT de IFCO desinfectados pueden usarse sin preocupaciones. Gracias a nuestros rigurosos procesos de pruebas e higienización, los ERT de IFCO son tan seguros como si fueran nuevos.

Inspección rigurosa

Si quiere saber si un envase reutilizable de transporte (ERT) está verdaderamente limpio, compruebe las esquinas interiores. Podrían quedar restos de suciedad, residuos o pulpa de frutas y verduras en las esquinas del contenedor, ya que estas son las zonas más difíciles de limpiar. De modo que esta es una de las áreas que IFCO inspecciona y usa para recoger muestras como parte del proceso de control de calidad. Durante el proceso de limpieza, tras los pasos de prelavado, lavado, enjuagado y desinfección, IFCO seca los envases con un proceso de secado centrífugo. El movimiento giratorio envía las gotas de agua hacia fuera, eliminando el 99 % de la humedad y empujando el resto a las esquinas del ERT.

«Las esquinas internas tienen una importancia crítica en las pruebas de higiene de los ERT de IFCO», explica Jeff Mitchell, director de Seguridad alimentaria de IFCO, quien nos habla de un incidente con las pruebas. Durante la visita de un cliente a un centro de lavado de IFCO, comenta, una de las personas cogió un ERT limpio con las manos sin protección, algo contrario al protocolo de IFCO. Mitchell aprovechó esta oportunidad para demostrar la eficacia del proceso de lavado y recogida de muestras. Se realizó una prueba de trifosfato de adenosina (ATP) en el punto que el cliente había tocado. El ATP es una molécula portadora de energía que se encuentra en todas las células vivas, por lo que esta prueba se emplea para detectar la presencia de microorganismos. El cliente se sorprendió al comprobar que la muestra de ATP resultó fallida, es decir, se encontró ATP en la superficie que había tocado. «Tomamos muestras de las esquinas del mismo ERT y el resultado fue cero, aceptable. Este ejercicio demostró dos cosas: la precisión de la detección de ATP mediante el hisopado y la efectividad del proceso de lavado». 

«Las esquinas internas tienen una importancia crítica en las pruebas de higiene de los ERT de IFCO», explica Jeff Mitchell

Comprometidos con la seguridad alimentaria

La anécdota de Mitchell pone de relieve el compromiso de IFCO con la seguridad alimentaria mediante un riguroso proceso de pruebas e higienización. Empieza por los ERT de IFCO, que están diseñados y fabricados con polipropileno de calidad alimentaria que permite una limpieza y desinfección eficaces. Cada ERT de IFCO se limpia de acuerdo con procesos certificados y estrictos estándares globales de higiene.

Los patógenos que pueden encontrarse en la cadena de suministro alimentaria, incluyendo una gran variedad de bacterias, virus, hongos y mohos, no tienen la más mínima posibilidad de sobrevivir a los detergentes y desinfectantes antimicrobianos que se emplean en el proceso de limpieza de IFCO. Además, el socio global de desinfección de IFCO ha garantizado que los ERT de IFCO limpios son seguros para su reutilización. Esta garantía incluye la exterminación y eliminación de patógenos humanos y vegetales.

«Tras los procesos de lavado, secado e inspección, las superficies de un ERT que sale de las instalaciones para su reutilización son tan seguras como las de uno recién fabricado o las de un envase de un solo uso», recalca Mitchell.

Supervisión constante

Durante los procesos de lavado y desinfección, el sistema informático digital patentado de IFCO SmartGuardian realiza un control de los parámetros clave del lavado. Si alguno de los parámetros opera a un nivel por debajo de lo normal, el sistema de lavado se detiene automáticamente. Este sistema digital también genera informes diarios de las operaciones de cada turno, con datos sobre la temperatura de lavado y el detergente y desinfectante empleados.

Los usuarios de los ERT de IFCO reciben un paquete de verificación del proveedor donde se indican los elementos clave del programa de seguridad alimentaria, como el resumen del programa de vigilancia ambiental y los resultados de las auditorías de terceros. Una etiqueta en el palé certifica que los envases de la pila han superado los estrictos procesos de lavado y desinfección. «Cada lavadora de IFCO está completamente supervisada y nuestro proceso es verificado», añade Mitchell. «En cuanto al proceso de calidad, nuestro lema es "Confía, pero verifica". En otras palabras, confiamos al 100% en nuestras máquinas y procesos de limpieza, pero también verificamos su efectividad recogiendo muestras y analizándolas».

Seguridad alimentaria

Los procesos de lavado con base científica garantizan la seguridad alimentaria

Para la limpieza efectiva de las superficies no basta con utilizar agua con jabón. En la completa eliminación de los contaminantes entran en juego cuatro variables.

leer más

Pruebas rutinarias para verificar la seguridad

Tras el lavado y la desinfección de los ERT, IFCO y otros expertos en seguridad alimentaria independientes realizan muestras in situ regularmente y envían otras al laboratorio para verificar la ausencia de los organismos indicadores y validar los procesos. Mitchell explica el proceso: «Adoptamos un enfoque zonal. Tomamos muestras de la Zona 1 (la superficie del envase en contacto con los alimentos) en busca de organismos indicadores. Esto nos dice si el proceso de lavado ha sido efectivo. También realizamos pruebas en la Zona 2, que son las superficies de los equipos. En otras palabras, recogemos muestras del entorno de las instalaciones de lavado».

Las muestras recogidas nos indicarán si alguno de los microorganismos no deseados está presente. El siguiente paso consiste en realizar una prueba de trifosfato de adenosina (ATP). «No importa si una muestra revela restos de bacterias u otros materiales orgánicos, porque queremos eliminarlos todos», afirma Mitchell.

Las muestras recogidas nos indicarán si alguno de los microorganismos no deseados está presente. El siguiente paso consiste en realizar una prueba de trifosfato de adenosina (ATP). «No importa si una muestra revela restos de bacterias u otros materiales orgánicos, porque queremos eliminarlos todos», afirma Mitchell.

Según Mitchell, el otro motivo para realizar pruebas ATP es que a veces es necesario esperar 72 horas para recibir los resultados de los análisis de laboratorio. Por el contrario, los resultados de las pruebas ATP son instantáneos, lo que permite adoptar medidas correctivas inmediatas. Estos rigurosos procesos de pruebas y validaciones dan sus frutos. En más de 25 años de operaciones de pooling, jamás se ha registrado un caso de transmisión de virus vegetales en los ERT de IFCO.

En más de 25 años de operaciones de pooling, jamás se ha registrado un caso de transmisión de virus vegetales en los ERT de IFCO.

Validación vs. Verificación

El historial de uso seguro y el proceso de validación demuestran que no hay riesgo de que haya patógenos transitorios humanos o vegetales en los ERT de IFCO lavados. Los ERT de IFCO se han diseñado y fabricado para ser limpiados y desinfectados de forma efectiva. Después de su uso, IFCO recoge los ERT para limpiarlos y desinfectarlos uno a uno. En IFCO, los envases no son los únicos en someterse a pruebas de higiene. Para garantizar la limpieza, las máquinas de lavado también se someten a rigurosos controles.

«Al tomar muestras de las superficies de los ERT y los equipos, estamos comprobando si estas superficies se han limpiado, enjuagado y desinfectado de forma efectiva. Este método de verificación es como una "captura" del control del proceso y demuestra que los ERT de IFCO pueden utilizarse de forma segura».

Se toman muestras de las superficies (en particular de las esquinas) de los ERT de IFCO, así como de las máquinas de lavado, para su análisis dos veces por turno, de forma diaria, semanal o trimestral, según el tipo de prueba. «En IFCO analizamos más de 20.700 muestras al año», añade Mitchell. «Que yo sepa, somos los únicos que hacemos esto en el ámbito del embalaje. Como líderes entre los proveedores de servicios de pooling, garantizamos los más altos niveles de higiene y servicio, y continuaremos innovando y desarrollando nuevos procesos para ofrecer el estándar de calidad IFCO a nuestros clientes».

Estos artículos también serán de su interés

Consejos expertos del director global de IFCO

leer más

Pulsar. Escanear. Contar. Cómo una aplicación simplifica la recogida de los ERT de IFCO

leer más

Cómo evitar los residuos plásticos con IFCO

leer más