Los procesos de lavado con base científica garantizan la seguridad alimentaria

written by IFCO SYSTEMS, 27th septiembre 2019, in Seguridad alimentaria

Para la limpieza efectiva de las superficies no basta con utilizar agua con jabón. En la completa eliminación de los contaminantes entran en juego cuatro variables. Descubra la ciencia que hay detrás del proceso de lavado de IFCO y por qué puede confiar en su eficacia.

Aprobar más de 80.000 pruebas al año con prácticamente ningún error

Es posible superar una prueba con una puntuación perfecta, pero solo con mucho trabajo y dedicación. Ahora imagínese lo que supone superar más de 80.000 pruebas al año, y prácticamente siempre con cero errores. «En las pruebas que verifican la ausencia de agentes patógenos, la tasa de cumplimiento de los ERT de IFCO en Europa es siempre superior al 99 %», explica Thomas Albrecht, vicepresidente de Operaciones en centros de servicio de IFCO. Estas pruebas, llevadas a cabo por autoridades independientes y especialistas de IFCO, validan la efectividad de los procesos de limpieza de IFCO en la eliminación de contaminantes y la exterminación de gérmenes.

El trabajo y la dedicación que dan lugar a estos excepcionales resultados nacen del compromiso de IFCO con la seguridad alimentaria. En la cadena de suministro, la verdadera seguridad alimentaria implica no solo reaccionar ante virus y bacterias, sino evitarlos. Ciertos tipos de bacterias transmitidas a través de los alimentos, como la salmonela, pueden ocasionar peligrosas enfermedades y presentar un riesgo para la salud pública. Aunque la mayoría de los virus que afectan a las plantas en la cadena de suministro alimentaria no causan enfermedades en las personas, lo preocupante es que los virus puedan infectar los cultivos. De modo que el objetivo es evitar la propagación de cualquier tipo de patógeno, y es aquí donde la salud pública y la vegetal tienen algo en común: el proceso de lavado, enjuagado y desinfección para eliminar contaminantes, ya sean bacterias, virus u otros residuos, de las superficies.

Aplicamos la ciencia de la limpieza

En IFCO, nuestros procesos de lavado y desinfección se basan en la ciencia de la limpieza. Esta consiste en una matriz con cuatro variables:

  • Temperatura
  • Concentración
  • Tiempo de contacto
  • Agitación

Cuando se combinan, estas variables eliminan de forma efectiva restos, residuos y contaminantes de todo tipo, así como los patógenos que pudieran estar presentes en los envases. Nuestros ERT lavados y desinfectados están tan limpios como si fueran nuevos. La agitación, ya sea pulverizando, cepillando o mediante la fuerza de un flujo de agua, es un método altamente efectivo de eliminar tierra, residuos y contaminantes. En nuestro proceso de lavado de envases, la agitación desincrusta los residuos o contaminantes, y el detergente los elimina de la superficie que se está limpiando. Esta es una forma efectiva de eliminar microorganismos como los virus, que, al contrario que las bacterias, no pueden adherirse a las superficies.

Eliminación de contaminantes

También hemos determinado qué combinación de temperatura y concentración de detergente funciona mejor en nuestros procesos de lavado para eliminar los contaminantes de nuestros ERT. Esta combinación varía en función de si estamos limpiando envases verdes o negros para el transporte de frutas y verduras, ERT rojos para productos cárnicos perecederos o cajas marrones para productos de panadería. El tiempo de contacto (cuánto tiempo deben estar los desinfectantes en la superficie para matar a los patógenos) se ha optimizado. La oxidación, que ataca las paredes celulares, también se utiliza para matar o desactivar microorganismos, porque se trata de un proceso rápido, eficiente y que puede aplicarse a gran escala.

Para poder analizar la ciencia de la limpieza es necesario entender cómo interactúan las variables. Las temperaturas cálidas permiten que los tensioactivos (unos compuestos que reducen la tensión superficial entre los líquidos) de los detergentes despeguen los contaminantes. Sin embargo, si el agua está demasiado caliente, los detergentes podrían generar demasiada espuma, los desinfectantes podrían evaporarse demasiado rápido, o el ERT podría deformarse, lo cual podría atascar las cintas transportadoras de la máquina. «Hay una razón detrás de todo lo que hacemos», afirma Albrecht. «Y contamos con la ciencia para respaldar por qué hacemos lo que hacemos».

Limpieza sistemáticamente rigurosa

Todo el sistema SmartCycle de gestión de activos de pooling gira en torno a nuestro riguroso sistema de limpieza. Después de cada uso, los ERT de IFCO se recogen de los minoristas y se envían a uno de nuestros centros de servicio para su limpieza. Allí, se evita la contaminación cruzada mediante la separación física de los envases. «En los centros de lavado de IFCO, los ERT sucios nunca están en el mismo sitio que los limpios», señala Albrecht. «Del mismo modo, los envases para carne, aves y productos de panadería nunca se lavan junto con los ERT para frutas y verduras.»

Después del prelavado, los ERT de IFCO pasan por máquinas de lavado a alta presión, que utilizan detergentes cáusticos y desinfectantes diseñados específicamente para túneles de lavado. Luego los ERT se enjuagan dos veces, una con agua dulce y otra con desinfectante. Este proceso se lleva a cabo en zonas separadas de los túneles de lavado.

Validación mediante estudio de «pruebas de lavado»

Tras el descubrimiento del Tobamovirus, el virus del fruto rugoso café del tomate (ToBRFV), pusimos en marcha estudios de «pruebas de lavado» para garantizar que nuestros procesos de lavado fuesen efectivos en la eliminación y/o desactivación de patógenos vegetales o humanos que fueran motivo de preocupación, y para demostrar la ausencia de riesgo de transmisión a través de nuestros ERT.

Los resultados de las pruebas de lavado: no se detectaron virus. Esto ofrece evidencia científica de que no existe riesgo de propagación o transmisión del ToBRFV a través de nuestros ERT después del proceso de lavado. Las pruebas de verificación, así como las pruebas de nuestro programa continuo de control microbiológico, tampoco encontraron indicios de la presencia de ToBRFV.

Controles e informes de SmartGuardian

Además de aplicar la matriz de la ciencia de la limpieza, hemos automatizado e informatizado muchos de nuestros procesos. Nuestro software SmartGuardian supervisa y controla los procedimientos de limpieza y desinfección para garantizar que se cumplan los estrictos estándares de la empresa y el sector.

El sistema genera informes constantemente –actualizaciones cada hora e informes de turnos diarios– para que conozcamos en todo momento el rendimiento de los parámetros de lavado, incluyendo la presión, la temperatura de lavado y la concentración de detergente y desinfectante. Los empleados también miden estos parámetros manualmente al menos dos veces en cada turno para verificar que el sistema automatizado cumple la normativa.

«Si cualquier parte del sistema –la presión del agua, por ejemplo– opera por debajo del nivel óptimo, SmartGuardian avisa a los jefes de turno y a nuestros expertos en seguridad alimentaria», añade Albrecht. En situaciones críticas, el sistema detiene las operaciones automáticamente para que el proceso pueda ser recalibrado con los ajustes apropiados.

Historias

Garantizando la seguridad alimentaria con soluciones digitales: Tecnología SmartGuardian™

En el sector alimentario, la seguridad es primordial para alimentos, proveedores, empleados y consumidores. IFCO afronta este desafío y se adhiere a las normas de seguridad alimentaria más exigentes.

leer más

Verificación y validación de la limpieza

Tras los procesos de limpieza y apilado de ERT, cada palé recibe una etiqueta que verifica su higiene con un resumen de todos los procesos de lavado de SmartGuardian. En la etiqueta figuran todos los parámetros empleados para esos envases, como los relativos al agua y los detergentes, así como cualquier problema durante el turno.

Nuestro socio global de desinfección ha garantizado que los ERT de IFCO están higiénicamente limpios y pueden reutilizarse de forma segura. Los detergentes y desinfectantes empleados por IFCO están certificados como orgánicos y son biodegradables. A medida que los ERT de IFCO circulan por el sistema de pooling, se lavan y desinfectan mil millones de veces al año, y todos nuestros centros de lavado siguen los mismos procedimientos estandarizados de higiene.

El proceso de túnel de lavado de IFCO también ha sido aprobado por un centro de investigación independiente certificado por la ISO respecto a su efectividad en la eliminación de bacterias adheridas a las superficies de los ERT de IFCO y en la eliminación o desactivación de los virus vegetales. También recogemos muestras trimestral y semanalmente en busca de bacterias, y realizamos controles de ATP a diario. El ATP es una molécula portadora de la energía de las células, de modo que esta prueba revela de inmediato la presencia de microorganismos.

Otros sistemas de pooling de agricultores o minoristas podrían no alcanzar estos altos niveles de pruebas, limpieza y desinfección. Solo IFCO ofrece estos procesos validados y este nivel de seguridad, presentes en todos nuestros centros de servicio del mundo. Es por eso que externalizar los servicios de pooling a IFCO –algo que facilitamos mediante nuestro modelo SmartCycle, que permite gestionar pedidos, entregas, recogidas, limpieza y desinfección– tiene sentido desde el punto de vista económico y medioambiental.

El proceso de lavado de IFCO

Las operaciones de limpieza y desinfección de IFCO se centran en la higiene. Estos son los pasos de nuestro proceso de lavado y control altamente automatizado:

  • Preparación: Los ERT se abren y se colocan boca abajo sobre la cinta transportadora de la máquina de lavado.
  • Prelavado: En el área de prelavado, los ERT se pulverizan con agua caliente para desincrustar y eliminar la suciedad de su interior y exterior.
  • Lavado: Dentro de las máquinas de lavado a alta presión, los ERT se rocían con agua caliente, detergentes cáusticos y desinfectantes.
  • Enjuagado: Después, los difusores a presión enjuagan los ERT con desinfectante y agua dulce.
  • Secado: Los ERT desinfectados se centrifugan en la secadora.
  • Paletización: Tras su inspección, los ERT se envuelven y etiquetan y se envían a un área separada de las instalaciones.
  • Flejado: Una vez secos, los palés de ERT se flejan para su transporte seguro.

Proceso de lavado de los envases reutilizables de transporte (ERT) de IFCO: cumplimos estrictos estándares globales para garantizar la seguridad alimentaria

La seguridad alimentaria es primordial para nuestros clientes. Por ello, en IFCO exigimos que todas nuestras plantas de lavado cumplan nuestros estrictos estándares globales.

leer más

Estos artículos también serán de su interés

Consejos expertos del director global de IFCO

leer más

Los procesos de pruebas e higienización garantizan la seguridad de los ERT de IFCO

leer más

Garantizando la seguridad alimentaria con soluciones digitales: Tecnología SmartGuardian™

leer más